Opinión

A un Olmo particular

Un día como otro cualquiera dando un relajado paseo le descubrí. Ahí estaba el Olmo centenario. Llevaba toda la vida pasando delante de él y nunca me percaté de su existencia.

A un Olmo en Particular. El olmo centenario.

Rodeado de parques y jardines creados por el hombre. Donde los niños corretean felizmente detrás de una pelota bajo la atenta mirada de sus progenitores. ¿Cuanto tiempo ha pasado desde que el destino decidió que este lugar sería donde echarías raíces?. A pesar de las dificultades, conseguirías vencer al tiempo. A las enfermedades, al hombre. ¿Cuantas miradas habrás recibido?. Un Olmo centenario testigo de besos robados, miradas prohibidas, romances furtivos.

Los años pasan para todos, sin embargo, a pesar de las tormentas y de los insoportables 40 grados de calor, tu sigues ahí, imperturbable.

Quisiera poder tener acceso a tu sabiduría. Cien años dan para mucho. Poder acceder a todas las historias de las que has sido testigo sería una aventura.

Ayer mismo me contaban que hoy aún algunos recuerdan haber jugado entre tus ramas cuando apenas tenían 10 años. Formas parte de sus recuerdos y apuesto que de los recuerdos de muchas otras personas. Y lo seguirás haciendo por muchos años.

Si los Olmos hablaran, me dirías que te quedaste aquí solo tras la aparición de la grafiosis en los 80. Enfermedad que destruyó a los tuyos y te perdonó la vida. Así hoy nosotros los mortales, podemos disfrutar de tus 25 metros de altura, llenos de vida y de color.

He leído que los Olmos podéis vivir hasta 500 años. Tienes cerca de 100 por eso te pido, que aguantes 400 primaveras más. Si tu me hablaras yo te diría, gracias.

Si te gusta lo que lees puedes encontrar más textos como estos aquí

Y ahora ya sabes ¡sigamos disfrutando!
un Olmo centenario

4 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: