El Capricho continúa (II Parte)

En primer lugar pido perdón, las obligaciones cotidianas me han llevado a abandonar un poco mi blog y por consiguiente a todos vosotros, ¡lo siento! Y como siempre cumplo mi palabra, aquí comienza la segunda parte de “El Capricho“.

La última vez tuve que dejar el Capricho a medio visitar, de modo que regresé y me volví a adentrar en el increíble mundo que Dña. María Josefa nos ha dejado como legado a los mortales que tanta necesidad tenemos de cosas bellas.

Está vez decidí tomar otro camino, una más transitado, pero no por ellos con menos sorpresas como esta:

Exedra- Plaza de los emperadores

Exedra- Plaza de los emperadores

Nada más y nada menos que un monumento realizado por el nieto de Dña. Maria Josefa, donde una estatua del busto de la misma se rodeaba por unas cuantas esfinges igualitas a las que hay en el Palacio de Liria (ese busto ya no esta). Digamos que no tenían dinero, y en lugar de un ramo de flores eran más de hacer estatuas…así son los ricos. Bonito es desde luego, impresionante también, pero que les encantaba hacer gala de su dinero…eso no se puede negar.

Mi fijación aquel día era llegar hasta el palacio, al que, el día anterior, ya había echado el ojo. Sin embargo, a cada paso que daba me paraba, fotos y más fotos, a mi derecha un extenso laberinto llamo mi atención, sus altos arbustos, sus tranquilos y misteriosos caminos, se trataba de otro patio de recreo para los nobles amigos de la Duquesa donde parejas de enamorados jugaban al escondite.

Sentí una enorme decepción al descubrir  que no podía bajar a jugar yo también, un cartel de “Prohibido el paso” destruyó mis ilusiones, que ganas de saltarme la prohibición y echar a correr por aquellos 6 kilómetros de laberinto con tanta historia, pero la responsabilidad me puede, esta madre mía me hizo así, de modo que me quedo con las ganas de jugar por esos pasillos prohibidos.

Al mirar a mi izquierda lo vi, ese será mi nuevo objetivo, en lo más alto de parque se asomaba el Templo de Baco, debía centrarme, primero el Palacio después el Templo. Me resulto de lo más complicado obtener una foto decente más que nada porque estaba lleno de turistas en una visita guiada y varios fotógrafos que de manera inteligente habían elegido este estupendo parque, y en concreto, su Palacio para dar un toque de glamour a los catálogos de gafas sol. 

De nuevo quise explorar, y de nuevo otra decepción, me encontré todas las puertas cerradas y solo pude más que admirar la belleza que veis en la foto, aunque en directo gana bastante, he de admitir que nunca he sido una gran fotógrafa. Así que subí la cuesta, mi segundo objetivo estaba en lo más alto del parque (no esperéis el Himalaya, es una pequeñísima cuesta, pero es lo más alto del parque, eso seguro).

Lo de las fiestas en la capital de España no viene de ahora, la Sra. Duquesa le dedico un precioso rincón en lo más alto del Parque al Dios del Vino, estaba claro que los nobles del lugar no venían solo a pasear…el embaucador Baco no dejaba cámara que no plasmase su imagen una y otra vez. Es gracioso ver como niños vestidos de comunión eran retratados insistentemente con el Dios del vino, la vegetación y del éxtasis. Construido entre 1786 y 1789, no deja visitante sin fascinar.

El recorrido duró bastante más, el olor a naturaleza, el verdor que me rodeaba y los animales que asomaban por allí, invitaban a continuar relajadamente el paseo, un camino nos lleva a otro, y después a otro más, al igual que el primer día que visité el parque, no dejaba de sorprenderme como aparecen edificios con historia detrás de cada árbol, de cada planta. Aquí os dejo algunas fotos de lo que por allí descubrí…

El Abejero

De el abejero poco puedo decir, más que en su interior se encuentra la Venus de la Alameda esculpida en mármol, empezó a tallarse en 1789 y se finalizó en 1797.

Es la llamada “Rueda de Saturno” en lo más alto se encuentra Saturno devorando a su hijo. Para quién sepa de arte sabrá que esto tiene que ver con un cuadro del Zaragozano Francisco de Goya (yo lo he tenido que buscar).

Utilizado para juegos de guerra (todo en este hipnotizador parque estaba construido para el recreo de los nobles)

Utilizado para juegos de guerra (todo en este hipnotizador parque estaba construido para el recreo de los nobles)

Casa del Artillero, creí que estaba en ruinas pero parece ser que lo construyeron así .

Os dejo un link donde podréis encontrar… información, servicios y un mapa del parque:

http://www.esmadrid.com/informacion-turistica/parque-del-capricho/

Posdata: Gracias por leerme ah! y a disfrutar de lo poco que queda de primavera!!

Anuncios

3 comentarios en “El Capricho continúa (II Parte)

  1. Muy bien relatado.. nos has hecho casi una visita guiada! Conozco este parque, pero siempre que he ido, nos han echado rápido..cierran muy pronto!..así que noe he podido recrear mucho en las fotos, como a mi me gusta. Enhorabuena por tu blog..das un montón de datos, es muy interesante. Sigue así..lo haces muy bien! Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchisimas gracias! Creo que el “Capricho” es uno de mis post estrella jajaja tengo que volver, y poneros al día de algunas novedades del parque 🙂 Gracias de nuevo, Un besote!

      Me gusta

  2. Pingback: Los grandes secretos de Madrid “El Capricho” (I Parte) | Mi Linda flor de jardín

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s