Un piano en París

París, verano de 2014, la lluvia se había hecho partícipe de nuestros días. Los paraguas de colores inundaban las calles contiguas al río Sena donde turistas enamorados se negaban a que la lluvia modificara sus planes de descubrir aquella maravillosa ciudad.

Caminábamos despacio, la prisa no estaba en nuestros planes, como tampoco lo estaba pasar por aquel puente, y sin embargo lo hicimos.

La gente se paraba y tú sonabas, ancianos, jóvenes y niños, todos querían escuchar cual bella melodía dibujabas al ritmo de los finos y elegantes dedos de aquel que cuidadosamente te acariciaba. Un sonido embriagador convirtió nuestra mañana en algo más que horas o minutos, vimos los segundos pasar caminando a nuestro lado y los disfrutamos, los sentimos y los escuchamos junto aquel elegante piano que sonaba junto al río Sena.

Vimos también pararse el tiempo, volar las notas, llenar sonrisas. Era aquel piano el que con su música llegó un día de lluvia y disipó las nubes de aquella fría mañana de París.

Un piano en París

Anuncios

Un comentario en “Un piano en París

  1. Appreciating the persistence you put into your website and in depth information you present.
    It’s awesome to come across a blog every once in a while that
    isn’t the same outdated rehashed information. Fantastic read!
    I’ve bookmarked your site and I’m adding your RSS feeds to my Google account.

    Le gusta a 1 persona

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s