Ámsterdam para estos y aquellos

Ámsterdam, la ciudad que bien se podría definir como la ciudad de los olores. El  inconfundible aroma a falafel que nos traslada a Marrakech, el de sus gofres de chocolate y tortitas a media noche, y por supuesto, el innegable olor de la hierba de la risa que inunda cada una de sus peculiares calles, y que por supuesto, se adivina claramente al pasar cerca de alguno de sus famosos Coffee Shop.

Ámsterdam es única, libre como ninguna, rebelde e inquieta. Incansable, insaciable e irreverente. No hay un lugar en el mundo que la iguale, dónde al sexo le han dedicado todo un barrio y han conseguido que no sea vergonzoso, ni escandaloso. Allí los transeúntes curiosos ojean, algunos tímidos otros morbosos, sus escaparates sin vergüenza.

Dicen que llegaron a mostrar también a hombres pero el negocio no daba dinero y hoy en día, sólo hay mujeres trabajadoras que lucen sus encantos entre luces rojas de neón y carteras llenas.

Si eres listo guardarás la cámara fotográfica si no quieres que tu bien más preciado termine sus días hecho añicos en la acera del Barrio Rojo. Ahórrate el disgusto y disfruta de la extravagancia que ofrece Ámsterdam.

De día la ciudad se vuelve aún más cautivadora, las bicicletas se han convertido en mucho más que un transporte ecológico, son el icono de la cuidad. Impresiona ver los parking para bicicletas, a los que en España no estamos acostumbrados, sobretodo el que está situado en la Central Station de Ámsterdam de tres plantas y abarrotado de ellas.

Algunas están abandonadas, olvidadas y oxidadas, otras amontonadas, pero la gran mayoría están cuidadas con esmero, al fin y al cabo es el medio de transporte más importante de la ciudad. Cuentan que una vez al año deben limpiar sus canales ya algún despistado suele caer en ellos y la bicicleta acaba en el fondo. Que sean el transporte más ecológico no les libra de un buen chapuzón.

Un consejo, mirar siempre antes de cruzar ya que los ciclistas tienen preferencia ante los peatones. Así os ahorrareis algún que otro susto.

En esta ciudad cosmopolita conocida como la Venecia del norte, destaca por encima de todo el característico paisaje que dibujan sus casas, altas, armoniosas y elegantes, de tonos ocres y marrones, que se alzan ante los canales creando una sensación casi bucólica. Menos idílico se vuelve cuando te ves obligado a subir a un cuarto cargado con las maletas, por esas escaleras empinadas también características de estas viviendas Holandesas. Pero esto también es parte de su innegable encanto.

Merece la pena escaparse y conocer la historia de la ciudad atravesando sus canales a bordo de un crucero fluvial mientras el capitán narra anécdotas curiosas y divertidas acaecidas allí y, finalizar el día tomando una señora cerveza artesanal en Brouwerig de Prael un local muy conocido y que no puede faltar en tú visita a Ámsterdam. Como tampoco puede faltar la foto de rigor con las letras de I´M AMSTERDAM, tan típico como la tortilla española. Una sobre la “M” otra debajo de la “T” los románticos se dan un beso delante de la “A” y las “Best friends” delante de la “S” de “Siempre amigas”

Ámsterdam tiene espacio para todos, estos y aquellos serán siempre bienvenidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

5 comentarios en “Ámsterdam para estos y aquellos

    • Pues te gustara seguro, no era una de mis ciudades primeras en la lista, sin embargo me lleve una sorpresa. Eso sí, no recomiendo para nada dormir en un barco, si puedes evitarlo mejor! Cuando vayas si quieres me dices y te digo el hotel donde nos alojamos, económico y fueron muy agradables 😊 gracias por comentar 😉

      Me gusta

  1. Amsterdam siempre me ha parecido una ciudad en evolución constante y en muchos aspectos como se construyó el país ganando el terreno en muchos aspectos, la bicicleta es más que lógico es como Dinamarca una planicie que lleva a ello, te faltó pasarte por el Rijksmuseum y admirar Ronda de noche y sobre todo es una ciudad de contrastes.
    Por cierto demasiadas venecias del norte, de todas me quedo sin duda con San Petersburgo.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Me falto hacer muchas cosas pero eso supone que tengo que volver 😊 me encanta tener excusas para regresar a las ciudades que me han gustado. En cuanto al lo de demasiadas Venecias, esta claro que cualquier ciudad con muchos canales siempre será comparada con ella, aunque sólo se parezcan en eso. Como siempre mil gracias por pasarte 😉

      Le gusta a 1 persona

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s