Comunidad de Madrid

El Parque de El Capricho el Capricho continúa (II Parte)

El Parque El Capricho de la alameda de Osuna. Situado al noreste de Madrid, en el distrito de barajas, se encuentra este pulmón verde de la capital española.

La última vez tuve que dejar el Parque El Capricho a medio visitar. De modo que regresé y me volví a adentrar en el increíble mundo que Dña. María Josefa nos ha dejado como legado.

Está vez decidí tomar otro camino. Uno más transitado, pero no por ellos con menos sorpresas.

Las Sorpresas del Parque El Capricho de la Alameda de Osuna

Parque El Capricho de la Alameda de Osuna
Exedra- Plaza de los emperadores

Caminando por la avenida principal aparece el monumento realizado por el nieto de Dña. Maria Josefa. Una estatua del busto de su abuela se rodeaba por unas cuantas esfinges igualitas a las que hay en el Palacio de Liria (ese busto ya no esta). Digamos que no tenían dinero, y en lugar de un ramo de flores eran más de hacer estatuas, así son los ricos. Bonito es desde luego, impresionante también, pero que les encantaba hacer gala de su dinero, eso no se puede negar.

Mi fijación aquel día era llegar hasta el Palacio del Parque El Capricho, al que ya había echado el ojo. Sin embargo, a cada paso que daba me paraba, fotos y más fotos. A mi derecha un extenso laberinto llamo mi atención. sus altos arbustos, sus tranquilos y misteriosos caminos. Se trataba de otro patio de recreo para los nobles amigos de la Duquesa donde parejas de enamorados jugaban al escondite.

Sentí una enorme decepción al descubrir  que no podía bajar a jugar yo también. Un cartel de “Prohibido el paso” destruyó mis ilusiones. Tenía ganas de saltarme la prohibición y echar a correr por aquellos 6 kilómetros de laberinto con tanta historia. Pero la responsabilidad me puede, esta madre mía me hizo así. De modo que me quedo con las ganas de jugar por esos pasillos prohibidos.

Al mirar a mi izquierda vi el que sería el siguiente objetivo tras el Palacio. En lo más alto de parque se asomaba el Templo de Baco. Pero primero el Palacio.

Me resulto de lo más complicado obtener una foto decente del Palacio.  Un grupo de turistas disfrutaban de una visita guiada. También había algún fotógrafos que había elegido este estupendo parque, y en concreto, su Palacio para dar un toque de glamour a los catálogos de gafas sol. Parque El Capricho de la Alameda de Osuna

En honor al Dios del Vino

Lo de las fiestas en la capital de España no viene de ahora. La Sra. Duquesa le dedico un precioso rincón en lo más alto del Parque al Dios del Vino. Estaba claro que los nobles del lugar no venían solo a pasear. El embaucador Baco no dejaba cámara que no plasmase su imagen una y otra vez. Es gracioso ver como niños vestidos de comunión eran retratados insistentemente con el Dios del vino, la vegetación y del éxtasis. Construido entre 1786 y 1789, no deja visitante sin cautivar.Parque El Capricho

El olor del aire puro de el Parque El Capricho, a pocos Km del centro de la capital Española. Rodearse de naturaleza olvidando que a pocos metros hay una autopista. Los árboles que te rodean y los animales que asomaban por alli.

Todo en El Parque El Capricho de Madrid invita a continuar relajadamente el paseo. Un camino nos lleva a otro, y después a otro más. Al igual que el primer día que visité el parque, no dejaba de sorprenderme como aparecen edificios con historia detrás de cada independientemente del camino que decidas tomar.

A continuación os dejo algunas fotos de lo que podéis encontrar en el Parque El Capricho de la alameda de Osuna:

Parque El Capricho de la Alameda de Osuna
El abejero – En su interior se encuentra la Venus de la Alameda esculpida en mármol, empezó a tallarse en 1789 y se finalizó en 1797.
Parque El Capricho de la Alameda de Osuna
Utilizado para juegos de guerra

3 Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: