mujer desayunando
España,  zona verde

5 aspectos sostenibles del Glamping

Con la que está cayendo, cada vez somos más los que necesitamos huir de la ciudad y respirar aire puro. ¡No nos confundamos! una cosa es ir al campo y otra muy distinta es que queramos despojarnos de nuestras comodidades ¡no, no! y para eso han nacido los fabulosos Glamping, y tu me dirás ¿de qué habla esta chalada? pues viene siendo la unión de glamour y camping, es decir: Duermo en mitad de la naturaleza, disfruto de los placeres de la madre tierra pero, sin perder los lujos y las comodidades que ofrece un hotel ¿mola no?

5 aspectos sostenibles del Glamping

El «boom» por lo natural y ecológico ha disparado la venta de tiendas de campaña  y no es de extrañar, puesto que se ha demostrado que rodearse de flores y plantas mejora nuestra salud sin que nos demos cuenta.

Aquí viene lo bueno, cuando viajamos en busca de una experiencia de inmersión plena con la naturaleza, lo principal es que exista un riguroso respeto hacia el entorno ¿Qué gracia tendría alojarse en un glamping, alejado de la ciudad, el ruido y la rutina si nos vamos a encontrar con un lugar descuidado e irrespetuoso con el medio ambiente?, pues yo opino lo mismo ¡ninguna gracia!

1. El diseño se integra con el paisaje

Al elegir un Glamping como alojamiento no solo buscamos lujo y comodidad, también queremos una inmersión total con el paisaje y para ello el alojamiento debe adaptarse a la orografía y al medio en el que se encuentra, independientemente de si se trata de un campo de Dunas de Cádiz o de un alojamiento en un árbol en Girona. Para que la experiencia sea completa debemos sentirnos parte de la naturaleza. Uno más, pero sin olvidar el confort de un hotel de 5 estrellas.

mujer desayunando

2.  Privacidad y silencio

Cuando elegimos alojarnos en tiendas glamping lo hacemos buscando privacidad, algo que es muy difícil de conseguir en un camping tradicional o incluso en algún que otro hotel. Despertarse con el canto de un ruiseñor y no con el llanto del niño de la tienda colindante ¡no tiene precio! Por no hablar de la poca intimidad que existe (o mejor dicho, no existe) en los aseos de un camping tradicional.

Es innegable que el silencio va muy unido a la sostenibilidad puesto que la falta de ruidos molestos provoca que los animales se sientan tranquilos y con total confianza, de modo que podrás disfrutarlos en su estado natural.

3. Profunda conexión con la naturaleza

Los Glamping suelen situarse en lugares privilegiados como desiertos, bosques o playas, lo que proporciona una cercanía única con el lugar. El lujo de cenar bajo un cielo estrellado alejado totalmente de la contaminación lumínica, desayunar entre las ramas de un árbol o disfrutar del olor del mar bajo la suavidad de tus sábanas blancas es todo un placer. Poder sumergirte plenamente con la naturaleza ¡eso si que es glamour!

actividades Glamping

4. El Glamping es respetuoso con el medio

Las tiendas que se utilizan en este tipo de alojamientos son respetuosas con el medio ambiente, es por esta razón por la que el Glampling cada vez tiene más adeptos entre los viajeros que buscan un turismo sostenible, así pues podemos encontrar tiendas safari, tipis, burbujas transparentes, cuevas, antiguas cabinas de tren…¡Imaginación al poder!

Palabras como ecoturismo o ecofriendly se han hecho un hueco en nuestro vocabulario y en nuestras vidas. Conectar con la naturaleza y saber que tu presencia no causa ningún daño al entorno es parte fundamental e inexcusable de una acampada glamurosa.

5. Ofrecen un sin fin de actividades

Uno de la cualidades que tiene el glamping es que las actividades que ofrecen están muy relacionadas con el entorno natural y social en el que se encuentran. De este modo favorecen la economía local mientras tú te diviertes de lo lindo. Desde enoturismo hasta rutas a caballo, senderismo, alquiler de bicicletas, deportes acuáticos, etc.

Debido a su ubicación los glampling ofrecen la posibilidad de hacer una infinidad de actividades para que tu estancia sea lo más entretenida posible. Todas ellas ayudan al desarrollo de la vida social y local del lugar donde se encuentran.

En definitiva, el Glamping tiene todo lo que buscamos en unas vacaciones: Relax, confort, entretenimiento y sostenibilidad. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?