Europa,  República Checa

El topo Krtek, el orgullo de los Checos

Aquel que ha estado en Praga seguro que se ha preguntado quién es ese muñeco negro de nariz respingona tan gracioso que encuentras en todas las tiendas y que tan poco te suena, pues bien, ese peluche tan mono se llama Krtek o «El Topo Krtek» como se le conoce en España. Quizás sea lo más típico y representativo del espíritu checo que puedas llevarte a casa. Se podría decir que el Topo Krtek es el orgullo de los Checos.

¿Quién es Krtek y cómo nació?

En plena guerra fría cuando la República Checa aun formaba parte de la antigua Checoslovaquia, el gobierno Comunista buscaba métodos alternativos para enseñar la elaboración de la tela a los pequeños del país. Ante esta necesidad, solicitaron la ayuda de Zdenêk Miler. Fue un animador checo que logro la fama gracias a las aventuras de Krtek.

Cuentan que la idea de crear a este divertido personaje surgió mientras Zdenêr Miler caminaba tranquilamente por un parque de la ciudad. Al ver la graciosa madriguera de un topo se dio cuenta de que nadie hasta entonces había creado un personaje animado con estos animales, ni siquiera su admirado Walt Disney.

Este entrañable personaje pronto logró la fama. Gracias a su ternura y alegría que bien les venía a los checos en aquellos años tan duros. Desde la República Checa hasta Japón las aventuras del Topo Krtek traspasaban la pantalla. Despertó ternura en Eslovaquia donde le conocían como Krtko, o en Polonia como Krecik. Llegó a conquistar las estrellas en el año 2011, a bordo de un transbordador espacial junto al astronauta Drew Feustel.

vesmir-rozpravka-maskot-Andrew-Feustel
opky.sk/cl/13/1276373/Rozpravkovy-Krtek-je-vo-vesmire–NASA-ma-prvu-fotku

Con todo esto no es de extrañar que en Praga sea imposible encontrar una tienda en donde Krtek no cuelgue de alguno de sus expositores, desde imanes hasta chocolatinas, mochilas, calcetines o tazas. El merchandising que rodea a este fantástico personaje es infinito.

¿Cuánto puede costar un peluche de Krtek?

Su precio varía principalmente por el tamaño y su elaboración. Algunos muñecos van vestidos y otros no. Además, pueden contar con un gorro hecho a mano, lo que eleva su precio.

Por ejemplo: un peluche de 20 centímetros con gorro de lana y peto azul cuesta 455 Coronas Checas.  Al cambio equivaldría a unos 18 Euros. Hablamos del puesto más económico.

En esta web Checa www.mubrno.cz podéis encontrar peluches, marionetas, almohadas y todo lo que se os ocurra sobre este entrañable personaje.

Si os encapricháis de un achuchable Krtek en la Calle Havelská, enfrente del mercado que ocupa esta avenida, en el lado izquierdo hay una pequeña tienda del tamaño de un armario donde cuentan con Krtek de todos los tamaños. El dueño resulta ser un señor muy amable.

y ahora ya sabéis ¡seguid disfrutando!

A %d blogueros les gusta esto: