Camera Museum
Reino Unido

Camera Museum, ¡camarero, ponme un café y un museo!

Queriendo descubrir todas y cada una de las céntricas calles londineses, uno puede acabar exhausto. La ciudad tiene miles de encantos y te aseguro que no querrás perderte ni el más mínimo detalle. Una, dos, tres horas y tus piernas parece que caminan solas. Creo que vamos a tener que relajarnos con un cafetito de los buenos en el Camera Museum, que Londres va para largo.

Camera Museum, mucho más que café

Frente al ilustre Museo Británico, en la misma calle de los museos en 1999 abrió las puertas un negocio peculiar. De la mano de los hermanos Patrick y Adrian nace el original Tang Café. En la planta de arriba un pequeño y coqueto café deleitaba los paladares de todo el que se animaba a entrar, mientras, en el sótano, se desarrollaba un negocio de cámaras que poco a poco fue teniendo mayor fama y reputación. Dos establecimientos independientes, diferentes pero acertados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Camera Museum (@cameramuseumuk) el

De la fusión de ambos nace el actual Camera Museum. Un pequeño espacio de ambiente vintage, donde se respira tranquilidad y donde la familiaridad es parte fundamental del servicio. Con mucho cariño y buen humor preparan cada café y cuando tomas el primer sorbo de tu Moca, notas como el tiempo se detiene, mientras, tras el ventanal, la lluvia londinense comienza a humedecer las aceras. (¡Ay que me pongo melancólica!)

Los clientes de toda la vida se acercan al taller de reparación situado en una pequeña habitación justo al lado de la máquina del café. Buscan sus cámaras ya arregladas o algún que otro divertido álbum fotográfico familiar.
La decoración hace honor a su nombre, cámaras fotográficas de diversas épocas, marcas y precios adornan las paredes del café. Sin embargo, y a pesar de lo que pueda parecer, el verdadero tesoro se halla en el sótano. Es allí donde se encuentra el museo sin ánimo de lucro dedicado al mundo de la fotografía, algunas de sus cámaras tienen más de ¡200 años! toda una reliquia.

La entrada es totalmente gratuita, pero si lo deseas puedes hacer un donativo para contribuir al mantenimiento de este pequeño pero tan interesante museo independiente de Londres.

Y ahora ya sabéis ¡sigamos viajando!

 

3 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: