Poinsettias y sus cuidados
zona verde

¿Cómo cuidar la flor de Pascua?

Por fin ha llegado la época que muchos esperan con ilusión ¡en especial los pequeños de la casa! las Navidades son días de alegrías y reuniones. Hay quién está deseando tener cualquier excusa para decorar la casa, ponerla preciosa e invitar a todo el vecindario para que vea el buen gusto que tiene, no te engañes ¡te mola presumir! es por eso que cada año recorres las más de 20 floristerías de tu ciudad buscando la flor de Pascua ideal pero, ¡se te mueren todas! así pues vamos a dejarte unos pequeños consejos para cuidar la flor de Pascua y que te dure lo máximo posible. Pero si aun siguiéndolos al pie de la letra, la planta no logra pasar de las festividades, no te desilusiones, la botánica no es una ciencia exacta, así el año que viene ¡lo vuelves a intentar!

Las flores de Pascua o Poinsettias son también conocidas como Nochebuena o Estrella de la Navidad. En realidad se trata de una planta arbustiva que puede llegar a medir hasta 4 metros. En España estamos acostumbrados a verlas en pequeño tamaño, que es como se suelen vender mejor. De hecho tiene un precio tan asequible que en Navidad casi todos los hogares cuentan con esta planta de hojas rojizas en forma de estrella.

Su precio puede rondar desde los 3 euros hasta los 20 euros, pero todo depende del tamaño y del lugar donde la compres. No es lo mismo comprar flores a un precio asequible en La Habitación de las Flores que en unos grandes almacenes (esto es así)

Las flores de Pascua son originarias de México, Guatemala y América Central, allí crecen sin necesidad de prestarles demasiada atención, pero claro, estamos hablando de cuidar plantas de climas tropicales en un país europeo. Vamos del frío al calor y del calor al frío. Y las pobres plantitas ¡se vuelven locas! aunque muchas de las que se comercializan en España provienen de Almería o Jaén, no obstante siguen siendo plantas tropicales y por lo tanto requieren ciertos cuidados especiales.

cómo cuidar la flor de Pascua
Foto de Anna Kumpan

Trucos para cuidar mi Poinsettia

En floristería muchos clientes repiten como un tantra ¡es que yo mato todo! bueno, quizás sea que no conoces los pasos adecuados para mantener con vida una planta. Los fallos principales suelen ser el exceso de riego o secarlas por hacer todo lo contrario. Bien, partamos de la base que milagritos a Lourdes lo que viene a decir que si no le haces ni caso a la planta lo más probable es que se muera. Y que por supuesto si haces experimentos el final ¡será el mismo! luego aquí te dejamos algunos trucos básicos de cómo cuidar tu flor de pascua para que te dure muchos años:

  1. En primer lugar no le gustan las corrientes, luego es importante situarla en un lugar donde no vayáis a estar abriendo y cerrando puertas constantemente porqué lo más probable es que acabe tirando todas sus bonitas hojas rojas.
  2. Es una planta muy sensible a los cambios de temperatura, así como a las temperaturas muy altas. De modo que si quieres que dure aléjala de los radiadores.
  3. El exceso de agua es lo peor que le puede pasar. La pudrición de las raíces es irreversible y acabará con la vida de tu planta sin que exista nada que puedas hacer por ella.
  4. Cuando en floristería nos preguntan ¿Cuántas veces la tengo que regar?, bien, las plantas en general hay que regarlas cuando ellas lo demandan. Sí, ya sé que esta respuesta es una caca como un templo, pero es la realidad. Si en tu casa vivís a una temperatura de 23 grados constantes, la tierra se secará antes que la persona que tiene su casa a 13 grados todo el año, luego el riego no puede ser el mismo. Pero como has venido aquí en busca de respuestas decentes, mi consejo es que la riegues al menos una vez en semana, deja que la tierra se seque entre riegos, y que por supuesto ¡no la encharques!. Puedes regar directamente echando el agua en la propia tierra o si lo prefieres poniendo agua en un recipiente y que ella absorba lo que necesite ¡PERO! Si decides hacerlo de esta forma, NO dejes el agua ahí de forma indefinida ya que: primero pueden salirte bichos (agua encharcada es igual a mosquitos) y segundo puede crear un hongo que enferme la raíz.
  5. En verano, con el aumento de las temperaturas deberás aumentar el riego, pero siempre (e insisto) ¡siempre! teniendo cuidado de no encharcar la tierra.
  6. Respecto a la luz que necesita nuestra flor de Pascua, es una planta que necesita buena iluminación para poder mantener el tono rojizo de sus hojas. Siempre, sin exponerla demasiado ya que el exceso puede llegar a quemarla, pero esto le pasa a la mayoría de las plantas de interior. Buena luz pero sin sol directo.

Si ahora que conoces como cuidar tu flor de Pascua no consigues que esta salga adelante ¡no desesperes! las plantas son sensibles a los cambios y no siempre se adaptan bien a los hogares. Debemos tener en cuenta que no están en su lugar natural. Son seres vivos que han crecido durante mucho tiempo en viveros con cuidados exquisitos y bajo las condiciones adecuadas hasta llegar a nuestros hogares.

Flor de Pascua y mascotas

Si eres un amante de los animales, de esos que no se separan de su mascota ni en vacaciones e incluso te pasas los veranos buscando una playa canina para compartir el sol con tu peludo, seguro que te estarás preguntando ¿es tóxica la flor de Pascua para mi mascota? este dato es algo que debemos tener muy en cuenta antes de comprar nuestra Poinsettia y más si nuestro gato o perro es de esos a los que les encanta mordisquearlo todo. Y la respuesta es sí, la flor de Pascua es tóxica para nuestras mascotas.

Su savia de color blanquecino puede generar en nuestros amigos vómitos y diarreas, inflamación en faringe, garganta y boca entre otro muchos efectos como temblores o incluso inducir al coma. Luego si tu gato o perro ingiere parte de esta planta deberás acudir de urgencia al veterinario ya que no es una simple hoja, esta hoja contiene sustancias muy tóxicas para su organismo. Incluso el propio contacto con esta sustancia les puede generar rojeces, eccemas o urticaria.

La planta es muy bonita, pero los amantes de los animales sabemos que no hay nada más bonito que tener sanos a nuestros amigos que tantas alegrías no dan. Y aunque no te compres la planta para tu casa, se la puedes regalar a tu madre o a tu suegro ¡ahora ya puedes contarles como cuidar su flor de Pascua!