Las Casas de Babilonia en Guardamar del Segura
España,  Europa

Las Casas de Babilonia en Guardamar del Segura, un adiós anunciado.

Atardece en el municipio de Guardamar del Segura y aquí todos saben que mañana el paisaje será diferente. La Playa de Babilonia está condenada a ver como las casas construidas a pie de playa, desaparecen poco a poco. El mar, que no da tregua, avanza lento, pero sin pausa, llevándose consigo las piedras que los propietarios de las casas han puesto para paliar su avance, o abriendo los sacos de arena que solo retrasan lo inevitable. Las casas de la Playa de Babilonia, en Guardamar del Segura, tienen los días contados.

Las Casas de Babilonia en constante cambio

El Municipio de Guardamar del Segura es uno de esos rincones curiosos que merece la pena visitar en la provincia de Alicante. Ubicado en la costa sur, pertenece a la comarca de la vega baja del Segura. Además de sus playas de arena fina, Guardamar cuenta la historia de un pueblo que lleva más de un siglo luchando contra la naturaleza. Primero fueron las Dunas, a principio del S.XIX el ingeniero de montes Francisco Mira y Botella solucionó el problema con un proyecto de reforestación que evitó el avance de las dunas hacia el pueblo de Guardamar, así nació la Pinada de Guardamar del Segura con más de 6.000 árboles como pinos, eucaliptos y cipreses (entre otros). Y ahora, es el mar el que amenaza con acabar con las Casas de Babilonia.

Pinada de Guardamar del Segura

La visita a este rincón alicantino quizás te lleve a conocer el castillo de Guardamar del Segura y el Museo Arqueológico, pero donde te aseguro que acabarás, es en la Playa.

Cuando paseas por la Playa de Babilonia, sorprende ver como el mar choca contra los pilares de sus casas. Algunas cuentan con escaleras, que en su día bajaban a la playa y que hoy bajan directamente al mar. Las olas golpean incansables una y otra vez mientras sus dueños luchan (también incansables) contra su azote. Todos somos conocedores de que el mar no perderá. Mientras tanto, propietarios y turistas siguen disfrutando de las pocas Casas de Babilonia que siguen en pie.

Quienes visitamos Guardamar del Segura de tanto en tanto, somos conscientes del cambio. Cada año cae alguna casa. Bien sea por la fuerza del agua, o por la acción del hombre. Pero van faltando, al igual que la arena va desapareciendo.

El principio y el fin de las Casas de Babilonia en Guardamar del Segura.

A principio del S. XX, los alicantinos que se acercaban a veranear a la Playa de Babilonia descubrieron que, frente al mar, en este rincón de la Comunidad Valenciana, se estaba superbién. Fue entonces cuando construyeron las Casas de Babilonia, en primer momento en madera, y poco a poco la zona se fue convirtiendo en una pintoresca hilera de casas de colores a orillas del mar Mediterráneo.

Su construcción, junto con la Pinada de Guardamar del Segura, serviría para paliar el avance de las Dunas hacia el pueblo. Durante casi 100 años, muchas familias han disfrutado del lujo de despertarse pegados al mar, con los pies (casi) en la arena. En su mayoría, segundas viviendas usadas para veranear (quizás, si te das prisa puedas alquilar alguna de las pocas que quedan).

Falta de concesiones públicas

La concesión de dominio público marítimo-terrestre de las viviendas de la Playa de Babilonia, en Guardamar del Segura, se produjo en el año 1934. Sin embargo, la Ley General de costas de 1988 cambió la situación de dichas viviendas, algunas de las cuales carecen de concesión desde el año 2011, (y las demás desde el 2018). Los de arriba decidieron no prorrogar más sus concesiones, pasando su situación a ilegal. A pesar de que sus propietarios solicitan prórrogas, una vez tras otra, el supremo las deniega (también una y otra vez). Y es que los informes medioambientales indican que las Casas de la Playa de Babilonia son un peligro. En primer lugar, el retroceso de la playa, por el avance del mar, afecta a la integridad de las viviendas, y en segundo lugar, las olas arrastran consigo, a mar abierto, los escombros de las viviendas destruidas.

No obstante, no podemos echar la culpa de todo al mar. La construcción de un espigón en la desembocadura del río Segura entre 1990 y 1994, en dirección equivocada, ha provocado que el mar actúe en consecuencia. Se está comiendo la playa, y se está comiendo las Casas de Babilonia.

¿Cuál es el futuro de las Casas de Babilonia?

Viendo lo visto, las Casas de la Playa de Babilonia, en Guardamar del Segura, están condenadas a desaparecer. La construcción del espigón ha supuesto un retroceso en la playa, haciendo que el agua bese, con su lengua de espuma, las puertas de las viviendas. Con los temporales de invierno, los propietarios se ven obligados a tapiar puertas y ventanas, y solo les queda cruzar los dedos para que el agua no destruya las paredes de estas casas que deberían ser históricas y, sin embargo, son ruinas.

Pero mientras el tiempo sigue corriendo, y el peso de un destino convierte esos muros en escombros, podemos seguir disfrutando de la extraña belleza de la decadencia. Ruina e historia, la rabia de la naturaleza y personas que luchan por mantener en pie, lo que un día fueron sus hogares. Las Casas de Babilonia, sin duda, es la historia de un adiós anunciado.