Recorrer la costa Asturiana en Furgoneta
España

Recorrer la costa de Asturias en furgoneta

El viajero incansable, ama la libertad. Siente que cada carretera que se le pone por delante no tiene fin. Hacer kilómetros y kilómetros comiéndose el paisaje, es parte de su esencia. Es esa alma libre que no se ata a ningún lugar, ¿o sí? En realidad no hace falta ser un nómada para disfrutar de un buen viaje. Ni ser de los que fluyen con la vida para que adores viajar sobre ruedas. Si gozamos descubriendo el mundo, todos somos viajeros. Sentir la libertad se puede hacer de muchas maneras. Una de ellas es hacer un viaje en furgoneta para que puedas disfrutar del destino a tu propio ritmo, deteniéndote donde y cuando quieras. Recorrer la costa de Asturias en furgoneta te dará ese chute de liberación que tu vida de costumbres te está pidiendo a gritos.

Asturias de este a oeste

La autovía del Cantábrico A-8, junto a la carretera de la costa N-632, atraviesa Asturias de este a oeste. Comienza en el País Vasco y se extiende paralela a la costa cantábrica desde Bilbao hasta Galicia. Durante su recorrido, verdes paisajes aparecen, una y otra vez, entre pueblos y ciudades de gran historia y belleza que te mantendrán totalmente embobado.

La única preocupación que debería tener toda buena aventura, es la de decidir qué salida de la autopista tomar. De modo que, el alquiler de la furgoneta debe de ser un trámite fácil y sencillo. Facilidad es la que proporciona alquilar la furgoneta en Confivan. Se encuentran ubicados en 130 ciudades de España. Cuentan con un servicio adaptado a las necesidades viajeras para que podáis viajar a vuestro ritmo, con total seguridad y a un precio económico.

Solucionada la parte más tediosa, coge el mapa y marca algunos de los puntos más bonitos de la costa asturiana. Prepárate para empacharte de paisajes de ensueño porque Asturias de eso sabe mucho.

Recorrer la costa de Asturias en furgoneta, ¿qué ver?

Con la suerte de tener furgonetas en alquiler en Asturias, ¿cómo no lo vas a aprovechar? ¡Puedes y debes! La costa de Asturias cuenta con muchos lugares únicos.

Partimos desde el río Deva, que hace de frontera natural entre la vecina provincia de Cantabria y Asturias. Sus aguas separan la preciosa localidad Pechón (perteneciente al municipio de Val de San Vicente) y el concejo de Ribadedeva, la que pudiera ser vuestra primera parada. Aquí se encuentra la Cueva del Pindal, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Continuando el viaje por la autopista dirección Llanes, podéis hacer una parada en la localidad de Buelna para conocer la pequeña playa interior de apenas 30 metros de longitud, la Playa de Cobijeru. Quince minutos de carretera la separan de la preciosa villa marinera de Llanes. Aquí disfrutaréis de un agradable paseo por su casco histórico y conoceréis los famosos cubos de la Memoria. Representan la memoria del artista, la memoria del arte y la memoria del territorio.

Recorrer la costa Asturiana en Furgoneta
Foto de Miguel Ángel Sanz en Unsplash

Carretera hacia el oeste, nos dirigimos hacia los Bufones de Arenillas. En los días de marejada puedes ver y escuchar al mar, rugir y bufar a través de las rocas. Más conocidos son los Bufones de Pria en Llames de Pria. Se encuentran a tan solo 20 minutos de la hermosa Ribadesella, donde cada año se celebra el Descenso del Sella fiesta de Interés Turístico Nacional.

El pueblo marinero de Lastres, ostenta el título de ser uno de los pueblos más bonitos de España y pueblo ejemplar de España. Su belleza y gastronomía os harán dudar de si quedaros por aquí o continuar la ruta hacia Gijón. Esta última es la más poblada de Asturias. Gran ciudad marinera ligada a la pesca, donde no puedes perderte el pintoresco barrio de Cimadevilla, el más antiguo de la ciudad.

Los pueblos de Luanco, Avilés y el colorido Cudillero, los tres con paisajes espectaculares, son enclaves cada cual más sorprendente. La belleza de Asturias es complementaria, no se eclipsan unos lugares con otros, solo se alimentan.

Seguimos por la carretera de la costa hasta llegar a la Playa del Silencio. Playa de cantos rodados y al resguardo de acantilados de piedra, es un remanso de paz ideal para pasar unas horas disfrutando del mar Cantábrico. Podemos recorrer la costa Asturias hasta Luarca. Conocida por la belleza de sus paisajes, situada entre el mar, la montaña y los ríos Barayo y Cabo. Antes de llegar a Luarca la pequeña Ermita de la Regalina en Cadavedo, es un verdadero regalo para los sentidos. Sus paredes azules y blancas casan a la perfección con los paisajes verdes que se pierden entre los acantilados. Déjate envolver por los azules del mar y el cielo asturiano.

Terminamos nuestro recorrido por la costa de Asturias en el pequeño y pintoresco pueblo de Tapia de Casariego. Se encuentra ligado históricamente a la pesca y a la industria conservera, algo que se ve reflejado en sus preciosas casas de aire marinero.

Nos encontramos a tan solo un cuarto de hora de Galicia, y nos hemos dejado atrás grandes lugares por descubrir. En el interior, los Picos de Europa, la capital asturiana Oviedo, el Parque Natural de Ponga o la pequeña aldea de Taramundi. Resumir Asturias en un solo artículo es casi un pecado. Pero la carretera seguirá allí para cuando quieras volver a recorrer Asturias.