España,  Málaga

¿Qué ver en Málaga?

Al sur de España, bañada por el Mar Mediterráneo se alza una belleza andaluza que a nadie deja indiferente. Esta ciudad lo tiene todo: Playa, montaña, cultura, buena gastronomía, hablamos de Málaga! desde luego la palabra «aburrimiento» no está en el diccionario malagueño. El hecho de ser una ciudad tan completa, supone que a veces no conozcamos todo lo qué ver en Málaga.

Málaga

¿Qué ver en Málaga?

Convertida en una de las ciudades con más turismo de España entre otras muchas cosas por su estupenda temperatura que oscila entre 23º C de máxima y 13 ºC de mínima aproximadamente durante todo el año. Sumado a su gran riqueza natural y cultural, Málaga consigue que cualquier visitante olvide su lugar de procedencia.

Al ser una ciudad con tantos encantos quizás no sepas por donde empezar, así que aquí van algunas citas ineludibles qué ver en Málaga.

La Alcazaba

Además de disfrutar de sus maravillosos jardines, visitar la Alcazaba supone una regresión al pasado bereber de la ciudad. El palacio fortaleza fue construido entre 1057 y 1063 por orden del Rey Taifa Badis- Maksan de Granada, aunque posteriormente pasaría a manos del reino Nazarita.

La Alcazaba no era solo una fortaleza militar si no también un lugar de residencia. Junto al Teatro Romano y el Castillo de Gibralfaro forman uno los conjuntos histórico- arquitectónicos más importantes de Málaga.

En La Alcazaba hoy en día se encuentra alojado el Museo arqueológico de la ciudad.

Que Teatro Romano ver en Málaga

Si eres amante de los teatros romanos, conoces el de Tarragona, Cádiz y por supuesto, has disfrutado de la opera en el Teatro Romano de Mérida, no puedes dejar de visitar los restos arqueológicos del Teatro Romano de Málaga. Situado en la Calle Alcazabilla, en pleno casco histórico y al pie de La Alcazaba fue construido durante el S. I y se mantuvo oculto bajo tierra hasta 1951. Durante unas obras salió a la luz y los malagueños descubrieron que durante siglos habían vivido a dos pasos de una joya arquitectónica.

El Teatro Romano se uso hasta el S.III y posteriormente sus piedras fueron utilizadas para la construcción de La Alcazaba. Hoy en día es posible pasear por su historia, de martes a domingo. El acceso es a través del centro de interpretación del Teatro Romano.

Castillo de Gibralfaro

No puedes visitar Málaga sin conocer el Castillo de Gibralfaro. Este se encuentra unido a la Alcazaba por un lienzo de muralla que lo conecta con sus hermosos patios, fuentes y jardines.

A los pies de la muralla se descubre la ciudad de Málaga. Sus vistas panorámicas de la ciudad y de toda la Costa del Sol son impresionantes y lo convierten es uno de los mejores miradores de la ciudad.

Aunque sus orígenes se remontan a un recinto fenicio que contenía un faro, el recinto actual se construyo para proteger la Alcazaba de posibles ataques.

Es posible visitar el Castillo de Gibralfaro de lunes a domingo. Puedes subir en coche o llegar al Castillo en autobús a través de la línea 35.

Málaga

La Catedral qué ver en Málaga

En la Calle Molina Lario número 9, se levanta la imponente catedral de Nuestra señora de la Encarnación. También conocida simplemente como «La Catedral» o «La Manquita». El apodo de La Manquita le viene dado debido a que a pesar de constar de dos torres, solo una de ellas está acabada.

La torre sur está a medio construir pero la torre norte cuenta con 84 metros de altura. Esto le convierte en la segunda catedral más alta de Andalucía. En su interior se encuentra el Museo Catedralicio con una gran cantidad de obras sacras.

Calle Marqués de Larios

Inaugurada en 1891 la Calle Marqués de Larios es una de las arterias más importantes de la ciudad de Málaga. En 2003 se convirtió en peatonal y solo a pie es posible disfrutar de la elegancia de sus edificios así como de sus riquezas arquitectónicas y culturales.

El arquitecto Eduardo Strachan tomo ideas de la ciudad de Chicago haciendo curvos los edificios. Además de que trabajó para que existiese un equilibrio en la construcción de todos los edificios que le hace única.

Pero no solo tiene historia, la Calle Marqués de Larios es un lugar ideal para ir de Shopping y comprarse un montón de modelitos ideales para seguir visitando la ciudad.

La Plaza de la Merced

Con un ambiente más juvenil la Plaza de la Merced es excelente para ir de tapas. Puede ser el lugar perfecto para terminar tú paseo por las calles malagueñas.

Una visita gratuita a la casa natal de Pablo Ruíz Picasso para ver sus obras y una buena cerveza fría son un punto y final excelente para una visita inolvidable.

Málaga Booking.com